Malformaciones vasculares

Las malformaciones vasculares son lesiones de nacimiento o formaciones congénitas, es decir, que están presentes en el nacimiento. Se trata de una lesión constituida por venas, arterias, vasos linfáticos y vasos capilares.

 

Existen varios tipos, y se las nombra en función de la vena a la que afecta. También se conoce la malformacdión vascular como linfagioma, gigantismo vascular y malformación arteriovenosa.

 

Las malformaciones están presentes en el momento del nacimiento y, conforme pasan los años y crece el niño, estas aumentan de tamaño de forma proporcional.

Cabe hacer una mención especial al hemangioma, una marca de nacimiento de tumor de piel benigno que puede aparecer durante los primeros meses posteriores al nacimiento.

Los tipos más comunes de malformaciones vasculares son:

  • Malformaciones arteriovenosas
  • Telagiectasias capilares
  • Malformaciones cavernosas
  • Fístulas arteriovenosas durales
  • Malformaciones venosas

Pronóstico de las malformaciones vasculares

El peligro potencial más importante de esta patología es la hemorragia, aunque la mayoría de estas pasan desapercibidas ya que no son suficientemente graves como para causar daños.

 

Síntomas de las malformaciones vasculares

Los afectados por las malformaciones vasculares normalmente apenas presentan síntomas, y las malformaciones acaban siendo descubiertas por casualidad.

No obstante, los síntomas más generalizados de esta enfermedad incluye dolores de cabeza y en ocasiones convulsiones, aunque todavía no se ha establecido un patrón de estos signos. Las convulsiones pueden ser parciales o totales, mientras que los dolores de cabeza varían en duración, frecuencia e intensidad, siendo en ocasiones tan severos como las migrañas.

 

Las malformaciones también pueden causar signos neurológicos entre los que se incluyen debilidad o parálisis muscular, pérdida de coordinación, problemas de vértigo, problemas visuales, afasia, entumecimientos y hormigueos…

Los síntomas pueden aparecer a cualquier edad, aunque suelen darse con más frecuencia entre los 20 y los 40 años.

 

 

¿Cuáles son las causas de las malformaciones vasculares?

Normalmente no existe una causa en concreto que origine las malformaciones vasculares y los hemangiomas, aunque puede ser transmitido por herencia. Se cree que las anomalías se deben a errores que se dan durante la formación fetal.

Se trata de una patología que no hace distinción en función del sexo, afectando por igual tanto a hombres como a mujeres.

 

Los hemangiomas y las malformaciones vasculares son la manifestación de diversos síndromes genéticos cuya variedad de patrones de herencia es amplia. Se calcula que os hemangiomas existen hasta en más de un diez por cient de los bebés durante el primer año de vida, afectando ligeramente más a las niñas que a los niños.